Un aporte mas a "Cien años de soledad"

Gabriel García Márques

      Esta es  la historia del Gabo escritor Colombiano,hombre que contó con cientos de premios a lo largo de su carrera como señor universal de las letras ,Gabriel José de la Concordia García Marques.
Conocido entre sus familiares y amigos como Gabito,fue un gran escritor,novelista,cuentista,editor y periodista Colombiano,luego que un buen día Eduardo Zalamea Borda le recortara su ya usado nombre de Gabito y le pusiera por cariño "Gabo" seria entonces su `puntal  para toda la vida.




Gabriel José García Márquez nació en Aracataca (Colombia) en 1927. Cursó estudios secundarios en San José a partir de 1940 y finalizó su bachillerato en el Colegio Liceo de Zipaquirá, el 12 de diciembre de 1946. Se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cartagena el 25 de febrero de 1947, aunque sin mostrar excesivo interés por los estudios. Su amistad con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella le permitió acceder al periodismo. Inmediatamente después del "Bogotazo" (el asesinato del dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, las posteriores manifestaciones y la brutal represión de las mismas), comenzaron sus colaboraciones en el periódico liberal El Universal, que había sido fundado el mes de marzo de ese mismo año por Domingo López Escauriaza. 
Había comenzado su carrera profesional trabajando desde joven para periódicos locales; más tarde residiría en Francia, México y España. En Italia fue alumno del Centro experimental de cinematografía. Durante su estancia en Sucre (donde había acudido por motivos de salud), entró en contacto con el grupo de intelectuales de Barranquilla, entre los que se contaba Ramón Vinyes, ex propietario de una librería que habría de tener una notable influencia en la vida intelectual de los años 1910-20, y a quien se le conocía con el apodo de "el Catalán" -el mismo que aparecerá en las últimas páginas de la obra más célebre del escritor, Cien años de soledad (1967). Desde 1953 colabora en el periódico de Barranquilla El nacional: sus columnas revelan una constante preocupación expresiva y una acendrada vocación de estilo que refleja, como él mismo confesará, la influencia de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna. Su carrera de escritor comenzó con una novela breve, que evidencia la fuerte influencia del escritor norteamericano William Faulkner: La hojarasca (1955). La acción transcurre entre 1903 y 1928 (fecha del nacimiento del autor) en Macondo, mítico y legendario pueblo creado por García Márquez. En 1961 publicó El coronel no tiene quien le escriba, relato en que aparecen ya los temas recurrentes. En 1962 reunió algunos sus cuentos bajo el título de Los funerales de Mamá Grande, y publicó su novela La mala hora. Muchos de los elementos de sus relatos cobran un interés inusitado al ser integrados en Cien años de soledad. En la que Márquez edifica y da vida al pueblo mítico de Macondo (y la legendaria estirpe de los Buendía): un territorio imaginario donde lo inverosímil y mágico no es menos real que lo cotidiano y lógico; este es el postulado básico de lo que después sería conocido como realismo mágico. Se ha dicho muchas veces que, en el fondo, se trata de una gran saga americana. En suma, una síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas. En un plano aún más amplio puede verse como una parábola de cualquier civilización, de su nacimiento a su ocaso.

Tras este libro, el autor publicó la que, en sus propias palabras, constituiría su novela preferida: El otoño del patriarca (1975), al que seguiría el libro de cuentos La increíble historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1977), y Crónica de una muerte anunciada (1981).
El amor en los tiempos del cólera, se publicó en 1987.
En 1982 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura.
Una vez concluida su anterior novela vuelve al reportaje con Miguel Littin, clandestino en Chile (1986), escribe un texto teatral, Diatriba de amor para un hombre sentado (1987), y recupera el tema del dictador latinoamericano en El general en su laberinto (1989),e incluso agrupa algunos relatos desperdigados bajo el título Doce cuentos peregrinos (1992). Del amor y otros demonios (1994) y Noticia de un secuestro (1997). En 2002, García Márquez publicó el libro de memorias Vivir para contarla, el primero de los tres volúmenes de sus memorias. La novela, Memoria de mis putas tristes, apareció en 2004.
En 2007, la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española lanzaron una edición popular conmemorativa Cien años de soledad.
     Aquí parte de ese potencial de historias,novelas que lo llevaron a conquistar el mundo de las letras en varios países sus obras son razón obligada en los institutos educativos dado la calidad y la majestuosidad de sus contenidos.El escritor colombiano y Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, es considerado un baluarte referente de la literatura latinoamericana por sus marcadas escrituras llenas del realismo mágico característico de su vida.
El mago de la literatura como también es conocido, demostró su vocación literaria en el liceo, cuando escribió su primera novela titulada La Hojarasca en la que refleja la influencias anglosajona y europea, que más tarde darían forma a ese mundo imaginario plasmado en sus obras.
Te mostramos las cuatro mejores obras de este reconocido escritor colombiano.
“Cien años de soledad”
En junio 1967, se publica en Buenos Aires la primera edición de su obra maestra Cien años de soledad, novela con la que obtiene notoriedad y hace de Latinoamericana la patria grande del realismo mágico con la increíble historia de una saga familiar. Por esta obra, el escritor colombiano recibió el Premio Nobel de Literatura.
“El general en su laberinto”
El Gabo eleva a la cumbre su realismo mágico en 1989 con su obra El general en su laberinto, en la que traza una apasionada pero extraordinaria historia de un general que liberó a países latinoamericanos. El texto es famoso en América del Sur, puesto que recrea la lucha de Simón Bolívar trasladándose al siglo XIX en pleno proceso independentista.


“El Amor en los tiempos del cólera”
García Márquez continuó cosechando éxitos al presentar una nueva forma de narrativa hispanoamericana en 1985 cuando publica la novela El Amor en los tiempos del cólera, una historia contada de manera atemporal en la que coloca a viajar al lector junto a tres personajes de finales del siglo XIX y principios del siglo XX que se ven envueltos en un círculo amoroso en la costa colombiana.


“El coronel no tiene quien le escriba”
Tras el triunfo de la Revolución cubana, tiempo en el que el Gabo inicia una respetable amistad con el líder Fidel Castro, viaja a Nueva York donde es sorprendido por un grupo de cubanos armados y se inspira en la vida de uno ellos para publicar en 1961, El coronel no tiene quien le escriba. Una de las más célebres obras del escritor colombiano que se ganó un puesto en la lista de las 100 mejores novelas del siglo XX.
“Noticia de un secuestro”
Esta majestuosa obra publicada en 1997 por García Márquez, cuenta la triste pero intrigante historia de varias figuras prominentes de Colombia que fueron secuestradas durante la época del narcoterrorismo ejercido por Los Extraditables, grupo encabezado por Pablo Escobar, uno de los narcotraficantes colombianos más temibles en los 90. Esta novela fue llevada en 2008 a película con el guión adaptado por la argentina Aída Bortnilk y dirigida por el mexicano Pablo Ibarra.

Matrimonio y familia

Durante su etapa de estudiante, y cuando visitaba a sus padres en Sucre, conoció a Mercedes Barcha, también hija de un boticario, en un baile de estudiantes y decidió enseguida que tenía que casarse con ella cuando terminara sus estudios.En efecto, García Márquez contrajo matrimonio en marzo de 1958 en la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Barranquilla con Mercedes «a la que le había propuesto matrimonio desde sus trece años».



Mercedes es descrita por uno de los biógrafos del escritor como "una mujer alta y linda con pelo marrón hasta los hombros, nieta de un inmigrante egipcio, lo que al parecer se manifiesta en unos pómulos anchos y ojos castaños grandes y penetrantes".Y García Márquez se ha referido a Mercedes constantemente y con cariño orgulloso; cuando habló de su amistad con Fidel Castro, por ejemplo, observó, «Fidel se fía de Mercedes aún más que de mí».
En 1959 tuvieron a su primer hijo, Rodrigo, quien se convirtió en cineasta, y en 1961 se instalaron en Nueva York, en donde ejerció como corresponsal de Prensa Latina. Tras recibir amenazas y críticas de la CIA y de los disidentes cubanos, que no compartían el contenido de sus reportajes, decidió trasladarse a México y se establecieron en la capital. Tres años después, nació su segundo hijo, Gonzalo, actualmente diseñador grafico.

SUS MEJORES FRASES Y CITAS:
La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.
Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo.

Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.

Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidarse es difícil para quien tiene corazón.

 No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.

Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.


Sólo entonces comprendí que morir es no estar nunca más con los amigos.

La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir

Era un desconocido más en la ciudad de los desconocidos ilustre


El sexo es el consuelo para los que ya no tienen amor.
 Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.

Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona tú eres el mundo.

Dale valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.

Sólo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.

 La fama

Placa conmemorativa en elHôtel des 3 Collèges en París(Francia), donde García Márquez vivió en 1956.
La notoriedad mundial de García Márquez comenzó cuando Cien años de soledadse publicó en junio de 1967 y en una semana vendió 8000 ejemplares. De allí en adelante, el éxito fue asegurado y la novela vendió una nueva edición cada semana, pasando a vender medio millón de copias en tres años. Fue traducido a más de veinticuatro idiomas y ganó cuatro premios internacionales. El éxito había llegado por fin y el escritor tenía 40 años cuando el mundo aprendió su nombre. Por la correspondencia de admiradores, los premios, entrevistas y las comparecencias era obvio que su vida había cambiado. En 1969, la novela ganó el Chianciano Aprecia en Italia y fue denominado el «Mejor Libro Extranjero» en Francia. En 1970, fue publicado en inglés y fue escogido como uno de los mejores doce libros del año en Estados Unidos. Dos años después le fue concedido el Premio Rómulo Gallegos y el Premio Neustadt y en 1971, Mario Vargas Llosa publicó un libro acerca de su vida y obra. Para contradecir toda esta exhibición, García Márquez regresó simplemente a la escritura. Decidido a escribir acerca de un dictador, se trasladó con su familia a Barcelona (España) que pasaba sus últimos años bajo elrégimen de Francisco Franco.
La popularidad de su escritura también condujo a la amistad con poderosos líderes, incluyendo el ex presidente cubano Fidel Castro, amistad que ha sido analizada enGabo y Fidel: retrato de una amistad.En una entrevista con Claudia Dreifus en 1982, dice que su relación con Castro se basa fundamentalmente en la literatura: «La nuestra es una amistad intelectual. Puede que no sea ampliamente conocido que Fidel es un hombre culto. Cuando estamos juntos, hablamos mucho sobre la literatura». Algunos han criticado a García Márquez por esta relación; el escritor cubano Reinaldo Arenas, en 1992 en sus memorias Antes que anochezca, señala que García Márquez estaba con Castro, en 1980 en un discurso en el que este último acusó a los refugiados recientemente asesinados en la embajada de Perú de ser «chusma». Arenas recuerda amargamente a compañeros del escritor homenajear por ello con «hipócritas aplausos» a Castro.

Gabriel García Márquez firmando una copia de Cien años de soledad en La Habana (Cuba).
También debido a su fama y a sus puntos de vista sobre el imperialismo de Estados Unidos, fue etiquetado como subversivo y por muchos años le fue negado el visado estadounidense por las autoridades de inmigración.10 Sin embargo, después de que Bill Clinton fuera elegido presidente de Estados Unidos, éste finalmente le levantó la prohibición de viajar a su país y afirmó que Cien años de soledad «es su novela favorita».
En 1981, el año en el que le fue concedida la Legión de Honor de Francia, regresó a Colombia de una visita con Castro, para encontrarse una vez más en problemas. El gobierno del liberalJulio César Turbay Ayala lo acusaba de financiar al grupo guerrillero . Huyendo de Colombia solicitó asilo en México, donde continúa manteniendo una casa.
Desde 1986 hasta 1988, García Márquez vivió y trabajó en México D.F., La Habana yCartagena de Indias. Después, en 1987 hubo una celebración en Europa y América del vigésimo aniversario de la primera edición de Cien años de soledad. No sólo había escrito libros, también había terminado escribiendo su primera obra de teatro, Diatriba de amor contra un hombre sentado. En 1988 se estrenó la película.


  

Enfermedad,Hace más de un año fui sometido a un tratamiento de tres meses contra un linfoma, y hoy me sorprendo yo mismo de la enorme lotería que ha sido ese tropiezo en mi vida. Por el temor de no tener tiempo para terminar los tres tomos de mis memorias y dos libros de cuentos que tenía a medias, reduje al mínimo las relaciones con mis amigos, desconecté el teléfono, cancelé los viajes y toda clase de compromisos pendientes y futuros, y me encerré a escribir todos los días sin interrupción desde las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde. Durante ese tiempo, ya sin medicinas de ninguna clase, mis relaciones con los médicos se redujeron a controles anuales y a una dieta sencilla para no pasarme de peso. Mientras tanto, regresé al periodismo, volví a mi vicio favorito de la música y me puse al día en mis lecturas atrasadas.
 Muerte,El escritor, novelista, cuentista, guionista y periodista colombiano Gabriel García Márquez, murió a los 87 años de edad, luego de un cuadro de neumonía que lo mantuvo hospitalizado por una semana...Así mis amigos se va una gloria de la litografía latinoamericana,cuando digo se va solo me refiero a su presencia física,ya que estos grandes hombres dejan una huella que durara para la posteridad. José Giovanni


Lindo es amar y ser amado

Google+ Followers

SÍGUEME EN TWUITTER